El objetivo final de esta técnica de Sanación es la de alinearnos con la Energía Divina y restaurarnos la salud en todos los niveles

MAESTRA KWAN YIN

MADRE KWAN YIN. Diosa de la Misericordia compasión y perdón .

AGREGAME COMO AMIGO/A Y SIGUEME. GRACIAS

Mostrando entradas con la etiqueta GRÁFICA DEL YO DIVINO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta GRÁFICA DEL YO DIVINO. Mostrar todas las entradas

lunes, 17 de junio de 2013

LA GRAFICA DE TU SER DIVINO "YO SOY"


LA GRAFICA DE TU SER DIVINO "YO SOY" 

En la gráfica hay tres figuras representadas, a las que nos referiremos como figura superior, figura media y figura inferior. La figura superior es la Presencia yo soy, el YO SOY EL QUE YO SOY, la individualización de la presencia de Dios para cada hijo e hija del Altísimo.
La Mónada Divina se compone de la Presencia YO SOY rodeada por las esferas (anillos de color) de luz que constituyen el Cuerpo Causal.   Este es el cuerpo de la Primera Causa que contiene dentro de sí los "tesoros del hombre acumulados en el cielo" -palabras y obras, pensamientos y sentimientos virtuosos, realización y luz-, energías puras de amor que se han elevado desde el plano de la acción en el tiempo y el espacio como resultado del ejercicio juicioso del libre albedrío por parte del hombre y de su calificación armoniosa de la corriente de vida que surge del corazón de la Presencia y desciende al nivel del Ser Crístico, y desde allí para estimular y avivar el alma encarnada.  
La figura media de la gráfica es el Mediador entre Dios y el hombre, llamado el Santo Ser Crístico, el Ser real o la conciencia Crística. Se le ha llamado también Cuerpo Mental Superior o Conciencia Superior. Este Instructor interno ampara al yo inferior, que consiste en el alma que evoluciona a través de los cuatro planos de la Materia usando los vehículos de los cuatro cuerpos inferiores (el cuerpo etérico o de la memoria; el cuerpo mental; el cuero emocional o del deseo; y el cuerpo físico) para equilibrar el karma y cumplir el plan divino. Las tres figuras de la gráfica corresponden a la Trinidad de Padre -que siempre incluye a la Madre- (la figura superior). Hijo (la figura media) y Espíritu Santo (la figura inferior). Esta última está destinada a ser el templo del Espíritu Santo, cuyo fuego está indicado por la llama violeta que la rodea.
La figura inferior te representa a ti como discípulo en el Sendero. Tu alma es el aspecto no permanente del ser, que se hace permanente a través del ritual de la ascensión.
La ascensión es el proceso por el cual el alma, habiendo equilibrado su karma y realizado su plan divino, se une primero con la conciencia Crística y después con la Presencia viviente del YO SOY EL QUE YO SOY. Una vez que la ascensión ha tenido lugar, el alma, el aspecto no permanente del ser, se convierte en el Incorruptible, un átomo permanente en el Cuerpo de Dios. La gráfica de tu Yo Divino es, pues, un diagrama de ti mismo: pasado, presente y futuro. La figura inferior representa al hijo del hombre o hijo de la Luz evolucionando bajo su propio "Árbol de la Vida". Es así como deberías visualizarte, de pie en la llama violeta, que invocas diariamente en el nombre de la Presencia YO SOY y tu Santo Ser Crístico para purificar tus cuatro cuerpos inferiores en preparación para el ritual del matrimonio alquímico: la unión de tu alama con el Amado, tu Santo Ser Crístico. La figura inferior está rodeada por un tubo de luz que es proyectada desde el corazón de la Presencia Yo Soy en respuesta a tu llamado. Es un cilindro de luz blanca que sostiene un campo de fuerza de protección las veinticuatro horas del día, siempre y cuando lo mantengas en armonía. También es invocado diariamente con los "Decretos de Corazón, Cabeza y Mano" y puede ser reforzado cuando se necesita.

La llama trina de la Vida es la chispa divina enviada desde la Presencia YO SOY como don de vida, conciencia y libre albedrío. Está sellada en la cámara secreta del corazón para que, a través del Amor, la Sabiduría y el Poder de la Deidad anclados allí dentro, el alma pueda cumplir su razón de existir en el plano físico. También denominada llama Crística y la llama de la libertad, o flor de lis, es la chispa de la Divinidad del hombre, su potencial para alcanzar la Cristeidad. El cordón de plata (o cristalino) es la corriente de vida que desciende desde el corazón de la Presencia YO SOY hasta el Santo Ser Crístico para alimentar y sostener (a través de los chakras) al alama y a sus vehículos de expresión en el tiempo y el espacio. Por este cordón "umbilical" fluye la energía de la Presencia entrando en el ser del hombre por la coronilla y dando el ímpetu al latido de la llama trina al igual que al del corazón físico. Cuando se termina un ciclo de encarnación del alma en la forma Material, la Presencia YO SOY retira el cordón de plata, con lo que la llama trina vuelve al nivel del Cristo y el alma vestida con la vestidura etérica gravita al nivel más alto de su realización, donde es instruida entre una encarnación y otra hasta la final en la que la gran ley decreta que no volverá a salir. La paloma del Espíritu Santo que desciende desde el corazón del Padre se muestra justo encima de la cabeza del Cristo. Cuando el hijo del hombre se reviste (y se convierte en) la conciencia del Cristo, como Jesús hizo, se une con el Santo Ser Crístico.


El Espíritu Santo está sobre él y se oyen las palabras del Padre, la amada Presencia YO SOY: "Éste es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.