El objetivo final de esta técnica de Sanación es la de alinearnos con la Energía Divina y restaurarnos la salud en todos los niveles

MAESTRA KWAN YIN

MADRE KWAN YIN. Diosa de la Misericordia compasión y perdón .

AGREGAME COMO AMIGO/A Y SIGUEME. GRACIAS

Mostrando entradas con la etiqueta CUERPOS ENERGETICOS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CUERPOS ENERGETICOS. Mostrar todas las entradas

miércoles, 16 de abril de 2014

El campo energético humano o aura humana




El campo energético humano conocido también como aura es una manifestación de la energía universal íntimamente vinculada con la vida humana. Ha sido descrito como un haz luminoso que rodea el cuerpo físico y penetra en él, y que emite su propia radiación característica.
Muchos investigadores y científicos como Gerber, Tiller y Barbara Ann Brennan (http://www.barbarabrennan.com) - científica y clarividente, autora de "Manos que curan"(1987) y "Hágase la Luz"(1993) - aunque con algunos matices y nombres distintos, han concordado en la existencia de varios de los siguientes cuerpos sutiles en la estructura multidimensional del ser humano

La estructura energética del hombre se divide en una serie de capas o cuerpos que interactúan entre sí, que cumplen funciones diferentes y vibran en frecuencias distintas.
Estos cuerpos o capas son siete y cada una de ellas está relacionada con un chakra de los denominados mayores.

Los siete planos en los cuales el hombre está formado son: etérico, emocional, mental, intuitivo, espiritual, monádico y cetérico.

La primera capa del campo y el primer chakra están relacionados con el funcionamiento del cuerpo y la sensación física (sentir dolor o placer físicos) La primera capa guarda relación con el funcionamiento automático y autónomo del cuerpo.
    La segunda capa y el segundo chakra se relacionan con el aspecto emotivo de los seres humanos. Son vehículos de nuestra propia vida y de nuestros sentimientos emocionales.

    La tercera capa y el tercer chakra están asociados con nuestra vida mental y el pensamiento lineal.
    La cuarta capa y el cuarto chakra se relacionan con el corazón; es el vehículo por el cual amamos, no solo a nuestra pareja, sino a la humanidad en general. El cuarto chakra es el que metaboliza el proceso de amar.

    El quinto nivel y el quinto chakra, están relacionado con la voluntad en conexión con la voluntad divina; se le asocia también con el poder de la palabra.

    El sexto nivel y el sexto chakra están asociado con el amor celestial que se extiende más allá del alcance del amor humano.

    El séptimo nivel y el séptimo chakra guardan relación con el pensamiento elevado, el conocimiento y la integración de nuestra formación espiritual y física.

El estado de nuestro cuerpo físico es la consecuencia de una gran cantidad de información y procesos que se van acumulando con el paso de los años, hasta almacenarse en nuestros centros energéticos, eso que solemos denominar «chakras».

Toda nuestra biografía, se concentra en nuestros centros energéticos. Una acumulación de pensamientos negativos puede llegar a atascar, e incluso bloquear, el buen funcionamiento de un chakra. La sensación de no haber sido amado, respetado o comprendido durante la infancia, el doloroso luto por un ser querido etc, son experiencias que pueden perturbar el buen funcionamiento de uno u otro chakra.


Los siete chacras principales, que están alineados en la columna vertebral, cada uno con su correspondiente cualidad, estructura, forma y color específicos. Se complementan entre ellos; no funcionan por separado unos de otros. Al igual que un vehículo sólo puede rodar perfectamente si las cuatro ruedas se encuentran en buen estado, el ser humano no puede resplandecer si no mantiene abiertos todos sus chacras.


Cuando los chakras están cerrados, la fuerza vital se bloquea, los antiguos esquemas resurgen y hay estancamiento La vida se percibe y se siente como una obligación.
Por el contrario, cuando permanecen abiertos, el espíritu puede manifestarse mejor en la materia, el tiempo y el espacio.
Los cuerpos sutiles son capas que envuelven el cuerpo físico y que juntas conforman nuestra aura.
Los chakras y los cuerpos sutiles funcionan como una pareja:
- Los chakras son yang, masculinos y activos.
- Los cuerpos sutiles son
yin, femeninos y pasivos.

Si los chakras se encuentran abiertos y resplandecientes, pueden proporcionar la energía que necesitan los diferentes cuerpos sutiles así como el cuerpo físico, a fin de recobrar o mantener un perfecto estado de salud.



Cuerpos sutiles